Google+
Venezuelapana.com | Noticias | Eventos | Clasificados | Gastronomía | Infomigrante
Directorio | Educación | Turismo
Ahora estás en
: Portada |
|
Arte y Espectáculos
|
Presentaciones
|
El Profesor Briceño en Panamá


El Profesor Briceño en Panamá

El Profesor Briceño: un experto en misses que lo cuenta todo en clave de humor


El comediante se presentará en Ciudad de Panamá, el JUEVES 7 DE JULIO a las 7:00 pm en Atlapa.
 
Luego de presentarse en Comedy Central para Latinoamérica, el programa Stand Up Sin Fronteras y el Festival de Humor en Colombia, el Profesor Briceño se prepara para continuar la gira internacional de su stand up comedy Briceño lo cuenta todo que ya se ha presentado en Nueva York, Montreal, Toronto y Calgary, y que ahora pisará por primera vez en de Ciudad de Panamá, para luego continuar por Bogotá, Miami, Guayaquil, Medellín, Quito, Houston, Dallas, Buenos Aires y Santiago de Chile.
 
Briceño lo cuenta todo es un show que aprovecha el idioma común, las realidades políticas afines y una idiosincrasia cercana para contar las anécdotas de los concursos de belleza, los pasillos universitarios, su matrimonio y paternidad, las infidencias de algunos de los políticos en Venezuela y los medios de comunicación, con el fin de que el humor venezolano se abra a otros públicos, a nuevas formas de pensar y crear humor.
 
José Rafael Briceño fue por casi una década profesor de oratoria de la Organización Miss Venezuela, la institución que más coronas de belleza ha ganado en todo el mundo. Sin embargo, su amplia experiencia como docente universitario en una de las casas de estudios más importantes del país, actor y director de teatro lo han hecho merecedor de un sitial de honor dentro de la comedia en Venezuela y su show Briceño lo cuenta todo muestra su habilidad para producir risas en los espectadores con chistes inteligentes y para un público universal. Pero también el Profesor Briceño es un hombre de medios. Es locutor del programa “Disparejos” en La Mega, una de las emisoras del primer circuito radial de Venezuela y es presentador de un programa de televisión en VivoPlay.net donde aborda semanalmente la situación política de su país a través del humor.
 
Briceño se interesó en el humor desde pequeño. Vivió en Estados Unidos en 1985 y su forma de aprender inglés fue viendo las rutinas de Bill Cosby y George Carlin. Actualmente, su rol de padre es el que le ha permitido tener mayor material para la comedia. “Además Bernarda (su primera hija) tiene una capacidad de hacer comentarios que se prestan para comedia; lo mismo que las discusiones con mi mujer me hacen caer en cuenta de lo bruto que soy. La familia es una de las áreas donde quedo en evidencia y al público le gusta que yo quede en evidencia” dice.
 
Aceptó ser profesor de oratoria del Miss Venezuela porque necesitaba dinero, era un reto docente y una forma de apalancar su carrera pública. “Era arriesgado porque sobre mí recaía la culpa de lo que sucediera en concursos nacionales e internacionales, pero eso me permitió conocer a mucha gente profesional como Osmel Sousa, muchachas increíbles, ver cómo se estaba trabajando en televisión, cómo funcionaban los anunciantes. Me ha abierto oportunidades porque la gente conoció mi cara y mi nombre, me permitió estar este año como jurado del Miss Ecuador, pero a la vez es complicado, porque generó una nube: así haya renunciado, la gente sigue creyendo que yo trabajo ahí. El aura del Miss Venezuela me persigue siempre”.
 
FUNCIÓN:
- Jueves 7 de julio, a las 7:30 p.m., en el Teatro de la Huaca de Atlapa. 
 
Entradas:
www.promobriceno.com. / www.ticketplus.com.pa
 
Información: 
+507 306-0555, +507 6846-8201 @vayaalteatro
 
 
 
ENTREVISTA POR MARCY ALEJANDRA RANGEL
 
–¿Cuándo comenzó su pasión por la comedia?
 
–Yo había visto Stand Up Comedy desde pequeño. Viví en Estados Unidos en 1985 y una de mis formas de aprender inglés fue ver las rutinas de Bill Cosby, George Carlin… Ver a los grandes comediantes que hablaban por una hora y media. Me preguntaba: ¿de qué pueden hablar durante una hora y media y de qué se está riendo la gente? Y eso hizo que no solamente aprendiera inglés sino que además tuviera oído para la comedia, que es el que creo que me ha servido para el oficio que hoy estoy desempeñando.
 
–¿Qué papel juega la familia a la hora de escoger material para sus rutinas?
 
–Un comediante debe trabajar desde su verdad, desde lo que observa o lo que vive. Y en mis últimos cinco años, el proceso de convertirme en padre ha tenido un rol protagónico porque he tenido que cambiar una cantidad de elementos en mi persona para poder hacerlo. Y porque cuando se es padre a los 38 años, uno tiene una cantidad de reflexiones importantes, quizá una mayor sabiduría, aunque no tengas la misma energía. Y yo no quería ser un padre a medias. Quería ser un padre involucrado, un padre que cambia pañales, un padre que entiende qué es lo que está pasando y eso me absorbió y me retó. Además Bernarda (su primera hija) tiene una capacidad de hacer comentarios que se prestan para comedia; lo mismo que las discusiones con mi mujer me hacen caer en cuenta de lo bruto que soy. La familia es una de las áreas donde quedo en evidencia y al público le gusta que yo quede en evidencia.
 
–¿Cuál es la relación que existe entre política y humor en sus rutinas?
 
–La relación del humor con la política en mi trabajo es muy sencilla: el humor es el que desnuda al poder, y la política es el oficio de los que tienen el poder. Entonces es inevitable tocar el tema político en esos términos. No de un lado, de un bando o del otro, sino desde el que está fuera de la política demostrando la desnudez de los argumentos con que los políticos pretenden obrar o pretenden convencernos o pretenden convencerse a ellos mismos. Entonces la política –tuviéramos el gobierno que sea– siempre tendrá un por qué en nuestras vidas. Pero nuestra cotidianidad se ve afectada por ella porque, aunque los fenómenos socioculturales que tenemos alrededor son más importantes, las decisiones de los políticos nos frenan una cantidad de derechos, aunque la ley diga lo contrario.
 
–Su trabajo como profesor de oratoria lo lleva a ser jurado por primera vez en un concurso de belleza internacional. ¿Qué otras oportunidades le ha dejado su paso por el Miss Venezuela?
 
–Es un trabajo que acepté porque necesitaba dinero, porque era un reto docente y también porque era una forma de proyectarme, que servía para apalancar mi persona pública. Era arriesgado porque sobre mí recaía la culpa de lo que sucediera en concursos nacionales e internacionales, pero eso me permitió conocer a mucha gente profesional como Osmel Sousa, muchachas increíbles, ver cómo se estaba trabajando en televisión, cómo funcionaban los anunciantes. Me ha abierto oportunidades porque la gente conoció mi cara y mi nombre, me permitió estar este año como jurado del Miss Ecuador, pero a la vez es complicado, porque generó una nube: así haya renunciado, la gente sigue creyendo que yo trabajo ahí. El aura del Miss Venezuela me persigue siempre.

ENVIAR UN MENSAJE AL ANUNCIANTE
Nombre

Teléfono

Email

Mensaje

Verificación
# 19049
Anuncio

: 23/06/16
Fecha de publicación



Acceso a Usuarios


..