Google+
Venezuelapana.com | Noticias | Eventos | Clasificados | Gastronomía | Infomigrante
Directorio | Educación | Turismo
Ahora estás en
: Portada |
|
Paseos
|
Ríos
|
Museo de La Nacionalidad de la Heroica Villa de Los Santos


Museo de La Nacionalidad de la Heroica Villa de Los Santos

Este núcleo cultural se encuentra sitiado frente al Parque Simón Bolívar, antigua Plaza Mayor de la población santeña, y diagonal a la Iglesia de San Atanasio, Monumento Histórico Nacional. Este museo, que recibió el nombre de la Nacionalidad, fue inaugurado solemnemente por el General Omar Torrijos Herrera el 10 de noviembre de 1974, dentro del marco de las ceremonias oficiales dedicadas a exaltar la gloriosa gesta del 10 de noviembre de 1821, cuando se celebra el primer grito de independencia del poder español, que se dio precisamente en la Heroica Villa de los Santos.


 

Con la creación de este museo se cumplió una vieja aspiración patriótica de la doctora Reina Torres de Araúz, desaparecida Directora de Patrimonio Histórico del Instituto Nacional de Cultura.
 
La tradición oral señalaba al noble edificio donde se ubicó al Museo de la Nacionalidad, como el lugar donde se reunió el Cabildo santeño para declarar rotos los lazos políticos que nos unían al imperio español. Este histórico inmueble cumplió distintas funciones a través de las épocas. Se dice que cronológicamente es más antiguo que el de la Iglesia de San Atanasio. Durante la Guerra de los Mil Días funcionó como cuartel militar de las tropas gubernamentales y posteriormente, pasó a ser propiedad de don Francisco Villaláz, cuyos herederos los traspasaron por compra, a la Dirección Nacional de Patrimonio Histórico para instalar allí la institución museística. Al decir del profesor Raúl González Guzmán, a quien debemos la disposición museográfica de la institución. El edificio tiene en si planta rectangular, con su lado más largo mirando hacia la plaza.
 
El techo tiene cubierta de tejas coloniales colocadas sobre una estructura construida siguiendo los patrones propios de la Colonia. Dos amplios portalones, flanqueados frontalmente por pilares de madera tallada, delimitan las portadas frontal y posterior. Su interior está dividido en cuatro estancia separadas por paredes exteriores son de ladrillos unidos con argamasa de barro y cal. Tres vanos frontales dan acceso al interior del inmueble. El vano central, de mayor proporción, presenta un arco rebajado. Los vanos restantes de la portada, así como los tres que dan acceso al recinto por la parte posterior, tienen forma rectangular. Los elementos arquitectónicos que se encuentran adosados al edificio principal en su parte posterior, tienen forma rectangular. Los elementos arquitectónicos que se encuentran adosados al edificio principal en su parte posterior, entre ellos la cocina tradicional y el área de baños y oficinas, son de factura reciente. El piso del portal frontal así como el de las habitaciones del inmueble original es de baldosas. El piso del portal trasero es de ladrillos colocados en forma de "cola de pescado".
 
La sencilla museografía diseñada por el profesor Raúl González Guzmán, se mantiene equilibrada con la sobriedad de lineamientos arquitectónicos del inmueble. En la parte posterior se abre un patio de pisos empedrados con canto rodados, adornado con diversas especies vegetales, tanto omamentales como maderables y frutales.
 
Las Salas y sus Colecciones
 
La sala principal de ese museo está situada en una posición central con respecto a las demás salas de la institución. Se accede a ella por un vano con arco rebajado construidas con tablones de madera aserrada manualmente, cierran este vano. El piso de la misma en de baldosa de gran tamaño. En esta sala se destaca el aspecto geográfico de Azuero con un magnifico mapa regional, que debemos al pintor chitreano Germán Pérez. Una colección de tiestos de cerámica policroma, procedentes del cercano sitio arqueológico denominado Cerro Juan Díaz, nos muestra la evolución de tal artesanía en la región central de país, a partir del 300 d.c. a la llegada de los conquistadores según el cuadro cronológico que debemos al doctor Richard Cooke (46).
 
En una vitrina central se exhiben objetos arqueológicos diversos, procedente del Valle de Tonosí, de varios sitios de la región de Partita y de Macaracas, que ponen en evidencia el alto desarrollo cultural que alcanzaron las culturas prehispánicas de estas regiones del Istmos. A continuación encontramos elementos museográficos que nos hablan de la gesta conquistadora de Azuero (1515-1519), que debemos al capitán Gonzalo de Badajoz y al licenciado Gaspar de Espinosa. Un gran mapa nos demuestra las rutas que siguieron éstos para someter a los grandes cacicazgos región. En esta sección se exhiben las armas que usaron ambos grupos en sus enfrentamientos bélicos. Entre ellas las armas hispánicas, tales como: la espada, la lanza, la ballesta y el pistolete; por otra parte, se exhiben diversos tipos de estribos metálicos usados en el monturas de los caballos traídos por el elemento conquistador a nuestro continente. Las armas indígenas están representadas por el hacha de piedra, la flecha y la estólica o lanzadera. Una pequeña salita ambientada nos introduce al Período Colonial.
 
En ella se exhiben dos sillas de madera torneada y cuero repujado, una mesa colonial con patas salomónicas, datadas en el siglo XVII; un reloj antiguo de pared y un óleo de don Ernesto Nicolau, quien encontrara una copia del Acta del Grito de la Villa, fechada a 10 de noviembre de 1821, en el Archivo Nacional de Bogotá. De inmediato valiosas colecciones de arte sacro colonial introducen al visitante en los aspectos de la Conquista Espiritual de Azuero. De gran valor estético e histórico es un gran óleo sobre tela que representa al Apóstol Santo Tomás en actitud de prédica a miembros de varios grupos humanos, entre los que sobresalen dos indígenas americanos; esta obra es la Escuela Pictórica Quiteña del siglo XVII. Objetos coloniales de lata fundida y repujada, tales como mallas de altar y crismeras nos hablan de la artesanía o trabajo de plata durante el período Colonial en Panamá; además encontramos azulejos procedentes de la vieja ciudad de Panamá, tallas de madera de diversos santos, libros notariales de los siglos XVII y principios del XIX. Diversas representaciones pictóricas nos presentan el acto fundacional de la Villa de los Santos en 1569 y mapas variados nos introducen a la cartografía colonial de la región azuerense. Especial referencia en la disposición museográfica recibe la historia de la iglesia de San Atanasio, joya arquitectónica del siglo XVII, y uno de los principales monumentos históricos nacionales del país. Se exhiben en esta sección fotografías antiguas del templo santeño; dos lámparas de ciclón del siglo XVII, que se usan todavía para arreglar el paso del Santo Sepulcro, durante las solemnidades de la Semana Santa Mayor en la histórica ciudad; como también algunos elementos decorativos de sus altares barrocos, entre ellos una representación del Espíritu Santo, de madera tallada que formaba parte del desaparecido púlpito y las puertas originales del antiguo sagrario del Retablo Mayor. El Museo de la Nacionalidad es depositario de valiosos elementos históricos de nuestro período independentista independencia que liderizara don Francisco Gómez Miró, patriota coclesano.
 
El museo ha destacado otra de sus principales secciones a la Sala del Concejo, institución americana por excelencia. Esta localizada en la parte derecha de la sala central. La tradición oral señala a este lugar como el sitio donde se reunieron los principales santeños para considerar rotos los lazos que los unía al imperio español. Esta importante sala guarda diversos muebles y objetos de época. Entre ellos, una mesa de madera tallada con patas salomónicas y sillones de madera y cuero del siglo XVIII; sobre la mesa se advierte un crucifijo de talla de madera, del mismo siglo. Sobre una viga de la estructura del techo cuelgan una magnifica lámpara, de plata, que procede de la iglesia colonial de Cañazas, provincias de Veraguas. Un precioso barqueño del siglo XVIII, con diseños laminados y policromados, pertenece a la iglesia de Santo Domingo de Guzmán de Parita. Sobre éste y colgado de la pared se encuentra un cuadro que guarda una copia del Acta del 110 de noviembre de 1821, que encontrara en los archivos bogotanos don Ernesto Nicolau. En la parte izquierda de la sala principal está localizada la Sala de Exposiciones Temporales "doctora Reina Torres de Araúz". En ella se presentan diversas exposiciones de tópicos relativos al arte, las artesanías y la historia regional.
 
En uno de los costados del empedrado patio colonial se levanta una cocina tradicional campesina de la región santeña. En ella se exhiben diversos adminículos culinarios que tuvieron amplio uso en otros tiempos. En los portales adyacentes, diversos elementos enriquecen los haberes de esta institución tales como tinajeros de principios de siglo, mesas antiguas; en una se encuentra una jofaina y un aguamanil que perteneciera a una importante familia lugareña. Un horno de ladrillos y barro, pilones y piedras antiguas de moler granos, se pueden apreciar también en el portalete posterior de la cocina. El patio interior está profundamente adornado con diversas especies vegetales ornamentales. Sobre los techos de tejas de las casa vecinas se levanta enhiesta la torre de la iglesia de San Atanasio.
 
Dirección: Calle José Vallarino Villa de Los Santos.
Teléfono:             966-8192      
 
Horarios:
Martes a Sábado de 9:00 a.m. a 4:00 p.m. 
Domingo 9:00 p.m. a 12:00 p.m. 
Entrada General:
Adultos: B/.1.00
Niños: B/.0.25 
Grupos Escolares: B/. 5.00
# 9300
Anuncio

: 26/03/12
Fecha de publicación



Acceso a Usuarios



..